México, entre el narco y la corrupción: Caleidoscopio, por Guillermina Gómora Ordóñez

18 - Agosto - 2017 | 9:02 am

Caleidoscopio

Guillermina Gómora Ordóñez

México, entre el narco y la corrupción

Como si se tratara de una pesadilla, todos los días o casi todos, amanecemos con un nuevo escándalo en materia de corrupción, asesinatos, capturas de narcos o surgimiento de nuevos cárteles. Los mexicanos nos hemos vuelto rehenes de estos flagelos que han destruido nuestro tejido social y el estado de derecho en el país.

Tan sólo en la primera quincena del mes en curso, nos enteramos de dos casos representativos de lo antes escrito. Para empezar, los presuntos nexos del futbolista Rafael Márquez y el cantante de música norteña, Julión Álvarez, con Raúl Flores Hernández, líder de una organización del narcotráfico que, según Estados Unidos, se dedica al lavado de dinero a través de una red de 40 sociedades mexicanas.

 Luego, las “propinas” por 10 millones de dólares que aseguran recibió el ex director de Pemex, Emilio Lozoya Austin, por parte de la empresa brasileña, Odebrecht. Un tema que se venía manejando desde que era funcionario y que ahora se confirma con la declaración de tres de sus patrocinadores.

Historias que le dan la vuelta al mundo y nos coloca como una nación de narcos y corruptos, que ahuyentan a la inversión extranjera. Nos etiquetan a todos, sí a todos, aunque no estemos involucrados. Basta recordar las declaraciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en junio pasado, cuando a través de su cuenta de Twitter, dijo que nuestro país fue clasificado en el segundo lugar más mortífero y que esto se debe en “gran parte” al comercio de drogas.

También, en este penoso historial, se registran las alertas de diversas naciones a sus habitantes, que piensan viajar a México. Les previenen y orientan sobre los lugares y horarios que deben observar en sus recorridos, hasta la sutil o directa sugerencia de buscar otros destinos con menos riesgo.

En materia de narcotráfico hemos sido testigos de un avance irrefrenable de esta actividad y de  cómo ha permeado hasta generar identidad en diversos sectores sociales y económicos, no en un sentido marginal o periférico, sino de un modo profundo y contundente.

La narcocultura alcanzó rango de “cultura reina”, su penetración alcanzó el mundo de la literatura, la música, la televisión, la moda, la política y el cine; sus raíces se encuentran arraigadas a la sociedad.

En la narcopolítica, tenemos representantes a lo largo y ancho del país, de los más recientes y mediáticos está el ex fiscal general de Nayarit, Édgar Veytia, preso en Estados Unidos.  No es el primero, ni tampoco será el último funcionario ligado a estos grupos, en la lista están: el ex gobernador michoacano, Jesús Reyna García; los Abarca en Guerrero y los ex gobernadores de Tamaulipas, Tomás Yarrington y Eugenio Hernández, a quienes el gobierno de Estados Unidos acusa de colaborar con los Cárteles del Golfo y los Zetas.

Por lo que toca al narco y la prensa, a los periodistas los matan porque investigan y por lo que publican, ahí está el caso de Javier Valdez Cárdenas, periodista de Sinaloa y Miroslava Breach, corresponsal del diario ‘La Jornada’ en Chihuahua, los asesinaron por “lengua larga”, según decía una cartulina que dejaron los sicarios en la puerta de la casa de la colega.

¡Ah, y qué tal en el ámbito religioso!… Ahí también se hace sentir con Jesús Malverde, “el santo de los narcos”,  con altares en toda la República, donde se le venera. Más de un seguidor asegura que hace milagros. ¿Será?

En la música, los narcocorridos se han convertido en obras de veneración musical por los líderes de los cárteles de la droga y su actividad ilícita. Una memoria social donde se ensalzan las acciones de los traficantes, como si fueran actos heroicos. Toda una apología de la violencia, del poder y del dinero fácil.

Es la narcocultura que impregna la sociedad mexicana y se desliza no solo en las artes, sino también en el modo de vida, como se aprecia en las narco series y  narco novelas, que se difunden por televisión abierta y de paga. La fascinación por estos productos alcanza una penetración de la televisión de 81% en la población lo que  influye en conductas y aspiraciones de millones de mexicanos.

En ambos casos: el narco y corrupción van de la mano de la impunidad. ¿Hasta cuándo?

 

Vericuentos

 

Costosa democracia

 Una vez más, atestiguamos el democrático derroche que beneficia a unos cuantos aunque presuman de austeridad republicana. Resulta que la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos del INE acordó entregar un total de 6 mil 788.9 millones de pesos para el 2018 a los nueve organismos. Con este dinero se podrían construir al menos seis hospitales de alta especialidad en toda la República. Sin embargo, esto no importa, no es redituable. ¡Viva la grilla!

 

Lozoya – complicidades

 En la impartición de justicia en México hay niveles y complicidades, así quedó demostrado, durante la “voluntaria” presentación del ex director de PEMEX, Emilio Lozoya Austin, ante la PGR. Mientras la prensa esperaba su arribo por la puerta principal al que sostiene que es inocente y acusa de mentirosos a sus detractores. Sus amigos de la procuraduría le brindaron la cortesía de ingresarlo por la puerta de atrás e informarle en oficialía de partes de que se le acusa. Sin nadie lo viera y fuera molestado. ¡Tener unos amigos así…!

 

guillegomora@hotmail.com

@guillegomora

Paso Exprés, “monumento a la corrupción”: Caleidoscopio, por Guillermina Gómora Ordóñez

4 - Agosto - 2017 | 10:18 am

Caleidoscopio

Guillermina Gómora Ordóñez

Paso Exprés, “monumento a la corrupción”

De la obra emblemática que se presumía el pasado 5 abril, cuando fue inaugurado el Paso Exprés,  en Morelos, por representantes del gobierno federal y local, tenemos ahora un monumento a la corrupción y a la impunidad que afecta a miles de personas que viven en las cercanías y quienes circulan por esta vía.

Como es costumbre en estos casos, no hay responsables, sólo chivos expiatorios de medio pelo sobre los que los poderosos funcionarios tratarán de exculparse para no perder el cargo, encubrir sus intereses y moches. Lo que sea para no quedar fuera del presupuesto, sobre todo en tiempos de sucesión.

El riesgo que corren vecinos y usuarios no les importa, así lo han dejado muy claro, al culparse mutuamente los equipos de Gerardo Ruiz Esparza, secretario de Comunicaciones, y Graco Ramírez, gobernador de Morelos, echándose la bolita y achacándole al otro la responsabilidad en la tragedia que dejó dos muertos.

Un “mal rato” de la familia de Juan Mena López y Juan Mena Romero, padre e hijo, como lo calificó el titular de Comunicaciones. “Un mal rato” que les costó la vida, y que a decir de los sagaces peritos tiene su origen en las “fuertes lluvias”; “una alcantarilla sin mantenimiento donde se atoró la basura”; “la deforestación de la zona por el crecimiento de la zona urbana” y “el reblandecimiento del suelo”.

Sí, todas estas agravantes, más las que se acumulen, cuando se conozca el resultado del peritaje solicitado a expertos en la materia. Como observa, estimado lector, en todas las causales hasta ahora presentadas no hay ningún nombre de funcionario o empresario responsable. No. La culpa la tiene la madre naturaleza y otros factores etéreos.

Nadie asume la responsabilidad de una obra que desde su asignación estuvo plagada de irregularidades. El Paso Exprés en la autopista, México – Cuernavaca, es una ampliación de cuatro a ocho y de hasta 10 carriles, en pocos más de 14 kilómetros.

La obra inaugurada el pasado 5 de abril por el presidente Peña Nieto y el gobernador Graco Ramírez, tuvo un costo de dos mil 213 millones de pesos, el doble de lo presupuestado, con varios accidentes y más de 20 muertos, durante el largo tiempo que llevó la construcción. Tres meses después, se registró la falla que exhibió las corruptelas señaladas por diversos sectores.

Vecinos, autoridades locales y organizaciones civiles han hecho públicos ahora los diversos avisos enviados a los tres niveles de gobierno sobre los riesgos de la construcción. Nadie escuchó, nadie atendió. Su indolencia aterroriza,  el Paso Exprés, es una vía de alto uso por la que pasan, en fines de semana más de 100,000 vehículos.

 ¿A caso esperan otro “mal rato”? El  despido del director general del Centro SCT Morelos, José Luis Alarcón Ezeta, con nula experiencia, ¡sí, nula!; beneficiario de la  política de cuates y cuotas (era maestro de inglés en Harmon Hall) no resuelve el problema.

 Urge atender a los damnificados por la obra y brindar certeza a quienes utilicen este tramo de la autopista. Manuel Gómez, representante legal y afectado directo de los vecinos de Chipitlán, Morelos, denunció que “las autoridades no dan solución”, que entre los habitantes “Hay miedo, hay estrés, estamos con esquizofrenia de no más empieza a llover y corremos”.

Manuel, lanza la siguiente alerta: “Nosotros hemos advertido de lo mal que está esta obra, hemos sabido por los propios trabajadores de la obra que ya hay una nueva burbuja en el Paso Exprés de Cuernavaca. Qué quiere decir, hay nuevos riesgos de que este socavón se vuelva a hacer y los resultados que ustedes ya conocen. Lamentablemente nuestra autoridades no están haciendo, hasta este momento, nada, nos dan vueltas y vueltas, quisieron sacarnos a unos hoteles, pagado todo, para entretenernos pero no ven el fondo del asunto”.

El abogado, refiere incluso que están ante “una bomba de tiempo” y explica: “La pared que va de sur a norte está sostenida por cables, está a punto de caerse, obvio los automovilistas cuando transitan por esa vía pues no lo ven pero nosotros que estamos abajo, vemos como están sosteniendo esa pared con cables, es una obra maestra de la ingeniería y las autoridades solamente están en reunión tras reunión y solamente nos están dando vueltas, nadie asume un compromiso”.

En efecto, como afirma Manuel Gómez,  una vez más ignoran las causas y sólo mal atienden las consecuencias. La siguiente conclusión del abogado sobre la tragedia que viven los vecinos del Paso Exprés exhibe las complicidades y los perversos intereses de un sistema plagado de vicios:

“Lo que nosotros esperamos para los demás es que se construya un puente, no hay otra salida, pero tienen que demoler todo eso, el problema es que las autoridades no quieren hacerlo porque sería tanto como reconocer que lo que hicieron estuvo mal hecho y por las consecuencias legales y administrativas… El Paso Exprés de Cuernavaca va a pasar a la historia como un monumento a la corrupción y a la irresponsabilidad”.

 

guillegomora@hotmail.com

@guillegomora

Coaliciones: Manlio la vio venir: Caleidoscopio, por Guillermina Gómora Ordóñez

28 - Julio - 2017 | 9:49 am

Caleidoscopio

Guillermina Gómora Ordóñez

Coaliciones: Manlio la vio venir

Rumbo al 2018 y luego de los apretados resultados electorales del pasado 4 de junio donde los candidatos ganaron con márgenes de dos o tres puntos a su rival y con un cuestionable 30 y tantos por ciento de aprobación, se presentó de nuevo el debate para aplicar la segunda vuelta o integrar los gobiernos de coalición.

En el caso de la primera alternativa, se agotó el tiempo que marca la Constitución para las reformas electorales, pues deben ser aprobadas por el Congreso 90 días antes de que arranque el proceso, y éste comienza en septiembre próximo, así que las leyes que debieran regirla tuvieron que aprobarse a más tardar el pasado 31 de mayo y no fue así.

Incluso, el presidente de la Mesa Directiva del Senado, Pablo Escudero Morales, advirtió a sus promotores que legislar en materia de segunda vuelta en estos momentos, implica inviabilidades jurídicas, operativas y logísticas para el proceso electoral que se celebrará el próximo año.

Sin embargo, los partidos de oposición, principalmente el PAN,  que se han negado a aprobar otras reformas constitucionales como la ley de Seguridad Interior, el Mando Único/Mando Mixto y el nombramiento del primer Fiscal Anticorrupción, ya buscan el recoveco legal para sacar adelante la segunda vuelta a fin de aplicarla el próximo año.

En contraparte, el PRI que se ha opuesto históricamente a esta propuesta, impulsa un cambio electoral hacia los gobiernos de coalición. El principal promotor desde 2014, es Manlio Fabio Beltrones, quien considera que esta figura legal otorga más gobernabilidad que una segunda vuelta.

Y así la ha defendido: “El régimen político está agotado, no funciona para la coyuntura actual y es en la legitimidad de los gobernantes en donde recae el deterioro…Hablamos de dos cosas: gobierno de coalición para gobernabilidad democrática; ratificaciones para asegurarnos de la calidad del conocimiento de quienes integren el gobierno”.

El sonorense la vio venir desde 2012 cuando el PRI, PAN Y PRD conformaron el “Pacto por México” que llevó a la aprobación de 11 reformas estructurales en 20 meses de gobierno.

Después vendría la reforma electoral 2014 con el ajuste al régimen de gobierno, bajo la figura de gobierno de coalición, por el que podrá optar el Presidente de la República en cualquier momento de su gestión, después de haber firmado un convenio con los partidos políticos y obtenido la aprobación del Senado (art. 89, fracción XVII) y a la que sólo le falta trabajar en el Congreso de la Unión  la ley reglamentaria para establecer cómo operaría.

 

Al respecto, el diputado del PAN, Federico Döring, propuso ante la Comisión Permanente expedir la Ley del Gobierno de Coalición, Reglamentaria de los artículos 76, fracción II y 89, fracción XVII de la Constitución.

La propuesta  del panista señala que esta Ley es aplicable, para el caso de que  el Presidente de México emane de una candidatura independiente sin apoyo de partido político, de acuerdo con lo establecido en la Constitución.

Sin duda, la premisa de este pacto  es que todos los partidos ganen al integrarse el gobierno, pues estarían representados por sus mejores hombres y mujeres en lugar de lamentar o vengar su derrota desde el Congreso bloqueando las iniciativas que envíe el gobierno en turno, como sucedió en los sexenios de Ernesto Zedillo y Felipe Calderón, donde la gobernabilidad estuvo en riesgo.

¿Se atreverán nuestros legisladores a vencer las mezquindades políticas que nos han llevado a los gobiernos de tercios y quizá en 2018 de cuartos? Vamos contrarreloj.

 

VERICUENTOS

 

Rebelión tricolor

Con presagios de rompimiento avanzan los trabajos de la XXII Asamblea Nacional del PRI, al igual que en 1982 cuando Cuauhtémoc Cárdenas provocó un gran cisma con su decisión de apostar por el cambio dentro del partido. “Hoy Alianza Generacional”, pretende lo mismo y son calificados como “políticos de café”, por Arturo Zamora, dirigente nacional de la CNOP. Los inconformes ya no quieren designaciones por dedazo, buscan que la elección se abra a la militancia. ¿Aceptará el presidente Enrique Ochoa el reto? ¡Ufff!

 

Metas Infonavit

 

David Penchyna, director general del Infonavit, afirmó que  la política nacional de vivienda  fomenta  la generación de empleos y ha permitido a esta administración financiar 2 millones 563 mil hogares y crecer 108 por ciento arriba de la meta planteada en los primeros cinco meses del año.

 

Tome nota

En un país pambolero como México, no deben perder de vista partidos y candidatos, que el año próximo a la par del cierre de las campañas y durante las elecciones se estará celebrando el mundial de futbol en Rusia. Una gran disyuntiva para los ciudadanos quienes tendrán que elegir entre ambos espectáculos. ¡Ups!

 

guillegomora@hotmail.com

guillegomora

Los veneros del diablo: Caleidoscopio, por Guillermina Gómora Ordóñez

21 - Julio - 2017 | 2:48 pm

Caleidoscopio

Guillermina Gómora Ordóñez

Los veneros del diablo

Como anillo al dedo cae ahora la frase que aparece en el poema La Suave Patria, del poeta zacatecano Ramón López Velarde: “El niño Dios te escrituró un establo y los veneros de petróleo el diablo”.

Sí, la expresión resultó profética y los estados de Puebla, Guanajuato, Veracruz, Tamaulipas y San Luis Potosí, se han convertido en una antesala del infierno, por la ordeña de combustible que realizan los “huachicoleros”, bajo las órdenes de grupos del crimen organizado.

Al igual que en el tráfico de drogas, los ordeñadores corroen los principios culturales de las comunidades y garantizan su colaboración para vivir del robo y venta de combustible extraído de los ductos. Los utilizan como distribuidores, “halcones” y escudos humanos,  así lo vimos la semana pasada durante los bloqueos de la autopista Puebla – Orizaba.

Han corrompido el tejido social de una manera brutal, pervirtiendo la esperanza de cualquier núcleo social. Niños y  jóvenes laboran como “halcones”, observadores que alertan si hay peligro en las diferentes etapas de este delito; por esta deleznable tarea les pagan entre 10 y 12 mil pesos mensuales. Cantidades inimaginables para sus padres que trabajan en el campo o en otra actividad.

“Es un fenómeno del crimen organizado que no respeta fronteras, ni actividades económicas”, dice el secretario general de Gobierno de Puebla, Diódoro Carrasco, al reconocer que la zona del “Triángulo rojo” integrada por los municipios de: Palmar de Bravo, Tecamachalco, Acajete,  Tepeaca, Acatzingo, y Quecholac se ha convertido en una región de alto riesgo. En este último se concentran el 90 por ciento de las tomas clandestinas.

El poliducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) Minatitlán-Valle de México atraviesa de 23 a 27 municipios en Puebla. Sus 100 kilómetros representan un venero de oro negro para los cárteles de Los Zetas y Los Bukanas, que se disputan el control de la ordeña, la distribución y venta ilegal del combustible.

El paso del poliducto por el territorio del “Triángulo rojo”, resulta estratégico para el desplazamiento del hidrocarburo, colinda con la zona centro del estado y la región mixteca que lleva al sur del país por Guerrero o Veracruz, vías rápidas de salida y escape seguras. ¡Para ellos!

Los “huachicoleros”  transportan y comercian el combustible robado dentro y fuera del estado, lo  venden a precio bajo a industrias, expendios establecidos, a pie de carretera, en “misceláneas de hidrocarburos”, a plena luz del día y a través de redes sociales, sin que la autoridad los moleste.

Aseguran que ofrecen “un servicio” a comunidades lejanas, en la sierra, donde no hay gasolineras, ahí venden el litro entre 7 y 10 pesos. Justifican su proceder  bajo el argumento de que apoyan la economía familiar y  van contra “el gasolinazo”. ¡Ajá!

Sin duda, estamos ante un problema de seguridad nacional que involucra una red de corrupción pública y privada con empleados de Pemex, de otra forma no se explican las cifras que reveló el director general de Transformación Industrial, Carlos Murrieta Cummings: en 2016 la empresa registró 6 mil 159 tomas clandestinas; las pérdidas  económicas rebasaron los 30 mil millones de pesos y el robo se contabilizó en cerca de 26 mil barriles diarios de combustible por tomas ilegales en poliductos.

El daño para las finanzas públicas del Estado mexicano en el periodo 2009-2016,  asciende a 159 mil 957 millones de pesos. El combustible procesado que se transporta a través de una red de 8 mil 400 kilómetros de poliductos en todo el país, convierte a Pemex en un lucrativo establo que deja millonarias ganancias a los narcotraficantes que han hecho de la ordeña su segunda fuente de financiamiento.

 

¿Hasta cuándo?

 

Vericuentos

 

Serna – GCDMX

La salida del jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, en octubre próximo, ha puesto en la mira a sus posibles sucesores. Luis Serna, quien desde la secretaría particular opera políticamente en esta administración, se encuentra entre los finalistas.

Dicen que  más allá de los aprecios y lealtades, la experiencia se impone ante el reto y Serna conoce a la perfección los programas,  la agenda política y mediática que garantiza la continuidad de la actual administración. ¡Órale!

 

Maquillan Sinaloa

Ver para creer, el gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz, contrató a la compañía estadounidense Mercury Public Affairs, a la cual le pagaron 500 mil dólares, para revertir la imagen violenta de la entidad. ¿No sería mejor que esos recursos se canalizaran para mejorar la seguridad y restaurar el tejido social del estado donde se dice que operan 10 bandas delictivas? ¡Cielos!

 

Fiscal a la congeladora

 Las mezquindades políticas se impusieron y el Senado mandó a la congeladora el nombramiento del Fiscal Anticorrupción. No importa que este flagelo le cueste a México el 10 por ciento del Producto Interno Bruto. Los panistas lo tomaron como rehén y así seguirá hasta que los tiempos políticos del 2018, se acomoden para sacarlo del refrigerador legislativo. ¡Uff!

guillegomora@hotmail.com

@guillegomora

Caleidoscopio Guillermina Gómora Ordóñez Gober…Ladrones

7 - Julio - 2017 | 10:35 am

Caleidoscopio

Guillermina Gómora Ordóñez

Gober…Ladrones

De pena ajena, la decadencia que vive el sistema político mexicano con 17 ex gobernadores involucrados en problemas legales por los “inadecuados” manejos al erario durante sus respectivas administraciones.

 Su desmedida y voraz ambición tiene a 7 de ellos en la cárcel: los priistas Mario Villanueva Madrid y Roberto Borge Ángulo de Quintana Roo; Andrés Granier Melo de Tabasco; Jesús Reyna de Michoacán; Javier Duarte de Ochoa de Veracruz; Tomás Yarrington Ruvalcaba de Tamaulipas y el panista Guillermo Padrés Elías de Sonora.

 El veracruzano Flavino Ríos, que cubrió el interinato de Duarte y que le prestó el helicóptero para fugarse, cumple con arresto domiciliario. La versión oficial es que por motivos de salud, otros afirman que goza de este beneficio por cooperar en la investigación de su antecesor.

Lo único cierto y comprobable es que los mandatarios estatales metieron mano al presupuesto cuando disfrutaron del poder, dejando a sus respectivos estados con graves problemas para atender necesidades básicas en materia de seguridad, política social, salud y educación, entre otras.

En Veracruz, el desvío de Javier Duarte, Karime Macías, y su pandilla, alcanzó los 45 mil millones de pesos, de acuerdo a la investigación que realizó la Auditoría Superior de la Federación. La entidad hoy es una de las más pobres del país, el 63 por ciento de su población -unas 5 millones de personas-, tienen un ingreso inferior a la línea de bienestar.

Según el centro de estudios “México ¿Cómo Vamos?”, los veracruzanos en pobreza laboral pasaron de 45% a 54% en el sexenio de Duarte. Es decir, 850 mil personas que viven en la entidad no pueden adquirir la canasta básica alimentaria con su ingreso diario.

Los decretos de abundancia de la ex primera dama, sólo alcanzaron para ella, su familia y sus secuaces, quienes hoy gozan de los recursos públicos en Europa sin el menor asomo de remordimiento o vergüenza.

Una muestra más de los excesos con cargo al erario, fue la del ex mandatario tabasqueño, Andrés Granier, cuando se filtró la grabación de una charla donde presumía sus visitas a costosas tiendas de Nueva York, hablaba de sus residencias en México y el extranjero y de su guardarropa con cerca de mil camisas de diseñadores internacionales, 400 pares de zapatos, 400 pantalones y 300 trajes de marca, mientras su estado se enfilaba a una crisis económica que rebasó los más de 23 mil millones de pesos.

De reciente data, las pillerías del panista, Guillermo Padrés en Sonora, además del lavado de dinero y defraudación fiscal, el exgobernador incurrió en excesos durante su mandato: cabalgatas multimillonarias, desvíos en entidades públicas, gastos millonarios en regalos, etcétera.

En 2010, el gobierno estatal organizó una cabalgata en la que se gastaron casi 50 millones de pesos. Durante su administración también hubo desfalcos multimillonarios, como el del Fideicomiso Estatal para la Modernización del Transporte, del que su titular, Armando Alcaraz, “desapareció” 570 millones de pesos en 2013.

Como resultado de las investigaciones de la Fiscalía Anticorrupción de Sonora, fueron aseguradas 19 lujosas propiedades al exgobernador panista y a sus dos principales operadores financieros, incluyendo el suntuoso rancho Pozo Nuevo, de Padrés, y varias mansiones ubicadas en las principales ciudades del Estado. Como se aprecia, lo suyo, lo suyo, era el dispendio.

Otros ex mandatarios estatales en líos y que han logrado librar la cárcel, aunque quedaron fichados y están sujetos a proceso bajo amparo son: Luis Armando Reynoso, panista de Aguascalientes y Rodrigo Medina, priista de Nuevo León.

Con expediente abierto y seguramente con amparo bajo el brazo tenemos a: Roberto Sandoval Castañeda de Nayarit; Fidel Herrera Beltrán de Veracruz, quien renunció al consulado de Barcelona para venir a defenderse de Miguel Ángel Yunes, y Gabino Cué, de Oaxaca.

En este rubro, destaca el caso del gobernador en funciones de Nayarit, Roberto Sandoval (19 de septiembre de 2011 – 18 de septiembre de 2017), su carrera política ha sido meteórica, lo mismo que la acumulación de su riqueza; todo ello en menos de ocho años.

En 2011, se ufanaba de la pobreza en la que creció, pero pronto lo olvidó, y se dedicó a presumir sus logros. El uno de noviembre de 2012, en el portal “Nayarit en línea” circuló un video en el que Sandoval mostraba su lujoso rancho de 17 hectáreas ubicado en Aután, municipio de San Blas.

Imágenes y datos que contrastan con el diagnóstico de quiebra financiera en que se encuentra Nayarit que no genera riqueza, vive de la participación federal y tiene una deuda de más de 20 mil millones de pesos.

¡Ah! y qué tal sus malas compañías, como Édgar Veytia, el ex Fiscal preso en Estados Unidos. Seguro en cuanto acabe su sexenio conoceremos más detalles de su relación con este personaje tan cercano a él desde que fue alcalde en Tepic.

Para concluir con este vergonzoso recuento, mencionaremos a tres ex gobernadores con líos y prófugos: César Duarte Jacques de Chihuahua; Jorge Torres de Coahuila y Eugenio Hernández de Tamaulipas.

El caso del coahuilense, Humberto Moreira, encarcelado en España y acusado de desvíos millonarios merece un espacio por separado. Su expediente es voluminoso y aun así buscaba ser diputado local. ¡Vaya descaro!

 

guillegomora@hotmail.com

@guillegomora

#Ni una más…  #VivasNosQueremos: Caleidoscopio, por Guillermina Gómora Ordóñez

16 - Junio - 2017 | 9:10 am

Caleidoscopio

Guillermina Gómora Ordóñez

#Ni una más…  #VivasNosQueremos

El horror nos sacudió de nuevo al conocer la irracional e ignominiosa violencia que le arrebató la vida a la niña Valeria.  Transitamos del miedo a la ira, sin encontrar respuesta lógica o jurídica que explique el bestial acto cometido en un mar de impunidad y decadencia social.

Nada para los feminicidios; el Estado de México lamentablemente se mantiene en primer lugar de ese ominoso delito. El Observatorio Ciudadano en contra de la Violencia de Género, Desaparición y Feminicidio dio a conocer, que durante 2016 en la entidad ocurrieron 263 asesinatos de mujeres, de los cuales 39 se registraron en el municipio de Ecatepec.

La ausencia del Estado de Derecho en el territorio mexiquense es total, pues aun con la Alerta de Género decretada en 2015 en más de 11 municipios,  continúan las agresiones y los homicidios.

Organizaciones como “México Suma” y “Mujeres en Cadena” consideran que se debe replantear la Alerta de Género en el Estado de México por la agresividad con que se han cometido los feminicidios que, además, aumentan día con día.

Recordemos como en abril de 2016, miles de mujeres marcharon en más de 30 ciudades del país,  bajo el lema de #VivasNosQueremos; exigían el cese de la violencia y los feminicidios. Sin embargo, poco o nada se ha hecho en las entidades más afectadas por este deleznable fenómeno que confirma el  fracaso del Estado para proteger la vida e integridad de la mujer.

El acoso, la discriminación y las agresiones se han  vuelto cotidianos en todos los niveles, actividades sociales y laborales. Conductas denigrantes que provocan la muerte diaria de siete mujeres, según las cifras oficiales. Otras, quizá, ni se contabilicen por el miedo a la denuncia o la “costumbre” de que así debe ser.

La problemática alcanzó tal magnitud que María Salguero, conocida como  @Princesabathory,   creó un mapa interactivo en Google Maps que muestra los feminicidios ocurridos en México, sólo con los casos que fueron publicados en medios de todo el país en 2016 hasta marzo de 2017.

Las cruces rojas representan los asesinatos de mujeres cometidos en 2016, que suman 1,985 según esta base de datos y las de color morado, los acontecidos este año.

#Ni una más, no debe ser sólo un lema, ni un compromiso exclusivo de la autoridad, como sociedad estamos obligados a comprometernos también. Muchos de los asesinatos se registran en los hogares y son producto de la violencia intrafamiliar que por miedo, vergüenza o prácticas machistas callamos o avalamos.

Otro factor que juega en los feminicidios es la pérdida de valores, nuestro tejido social está dañado y la descomposición se apoderó de nuestra cotidianidad. La prostitución salió de las “zonas rojas” y se ejerce en la vía pública a cualquier hora del día, en todos los rincones del país.

Niñas, niños, mujeres y hombres se ofrecen o son vendidos al mejor postor; cuando ya no son útiles, desaparecen o los desaparecen del mapa. La pornografía pasó de la revista al video y dejó de ser clandestino, por 10 pesos se consiguen los CD en tianguis, estaciones del metro o cualquier calle. Las historias y las cifras detrás de éstos materiales son terribles y denigrantes.

Entre enero de 2016 y el mismo mes de 2017, se registraron en el Estado de México 2 mil desapariciones, en su gran mayoría niñas y adolescentes.  Infancias robadas que dejan millones de pesos a los depredadores  y coloca a México  en segundo lugar mundial en turismo sexual infantil.

Como se aprecia, el panorama es desolador y nos muestra un deterioro social e institucional que exhibe, la indolencia, insensibilidad o permisividad con la que se conducen la sociedad y la autoridad.

El secuestro y asesinato de Valeria, confirma estas complicidades,  ahora se sabe que nadie vio nada, ni conocía al asesino, ni atendió con oportunidad la denuncia y tampoco habrá justicia. El principal implicado “se suicidó”  y no hay delito que perseguir.

Las instituciones exhiben su ineficacia, le apuestan al olvido como en otros casos, no les interesa resolver, buscan cerrar el expediente.

Así que, sí #VivasNosQueremos debemos elevar la voz y ejercer la denuncia como arma para que

#Ni una más… pierda la vida o sea objeto de agresiones. Representamos más del 53 por ciento de la población, nuestra fuerza no radica en el número sino en lo que podemos hacer desde cada una de nuestras trincheras.

 

guillegomora@hotmail.com

@guillegomora

 

Alianzas: política ficción: Caleidoscopio, por Guillermina Gómora Ordóñez

26 - Mayo - 2017 | 7:25 am

Caleidoscopio

Guillermina Gómora Ordóñez

Alianzas: política ficción

Como si los ciudadanos no tuviéramos suficiente con las campañas de ruido y escándalo a las que nos han sometido en los últimos dos meses, los 21 candidatos a las gubernaturas del estado de México, Coahuila y Nayarit, ahora a los dirigentes del PAN, Ricardo Anaya y del PRD, Alejandra Barrales se les ocurrió la puntada de anunciar una alianza hacia el 2018.

Nada más disparatado si partimos de que se trata de ideologías completamente opuestas, la derecha con principios humanistas que pregonan los albiazules y la izquierda progresista que dicen representar los del sol azteca, aunque nada de eso demuestren en los hechos ambas fuerzas políticas.

Otro factor en contra de esta pantomima, es la permanencia de ambos presidentes al frente de sus partidos. En el caso de Alejandra Barrales, su responsabilidad termina en noviembre (si no es que antes), recordemos que llegó en 2016 a concluir el periodo al que renunciaron: Carlos Navarrete y Agustín Basave, ambos defenestrados, luego de sus derrotas electorales.

Por lo que toca a Ricardo Anaya, alias “El Chico Maravilla”,  fue electo para el trienio 2015-2018, sin embargo sus aspiraciones por habitar Los Pinos, lo llevarían a renunciar a la dirigencia en los próximos meses para competir  por la candidatura presidencial panista con Margarita Zavala, Rafael Moreno Valle y el senador Juan Carlos Romero Hicks.

Una lucha de tribus azules de antología, donde seguramente la doctrina social cristiana en la que se fundamentan los principios del PAN no tendrá cabida, pues los intereses y compromisos de grupos dentro y fuera del organismo, prevalecerán para elegir al aspirante que les permita recuperar los beneficios ya gozados durante los 12 años en que gobernaron al país.

Prueba de esto, es la forma en que Anaya manejó el tema de la alianza los días siguientes al anuncio. Primero guardó silencio y luego dijo que se malinterpretaron sus palabras. Que lo que quisieron decir ambos dos fue que después del 4 de junio buscarán construir un “frente amplio opositor, absolutamente plural para construir un gran proyecto de país que permita transformar a México”,

Es decir, una alianza por el poder, Anaya sabe que dentro de esta tómbola denominada frente o alianza, va su precandidatura presidencial, misma que está sujeta a los resultados electorales en el Estado de México, Coahuila o Nayarit. Sus seguidores afirman que si el PAN  gana una o dos de estas gubernaturas, El “Chico Maravilla” garantizaría su postulación, al convertirse en el dirigente con más gobiernos ganados.

Claro, no hay que olvidar que estos triunfos los comparte con el PRD y hasta con el PRI, pues con el apoyo del sol azteca impulsan a ex priistas renegados como sucedió en la elección donde de 7 gubernaturas que obtuvieron en 3 de ellas los candidatos fueron exiliados del tricolor.

En este punto convendría detenerse para reflexionar sobre el éxito y viabilidad de la alianza que buscan impulsar hacia el 2018. Sus experimentos a nivel estatal han sido un rotundo y vergonzoso fracaso donde la corrupción e impunidad asoma y seguramente salpicará a panistas y perredistas que apoyaron a impresentables exgobernadores, como el de Oaxaca, Gabino Cué, al que se le acusa de un desvío por 30 mil millones de pesos.

También al de Sinaloa, Mario López Valdés (MALOVA), que heredó a Quirino Ordaz Coppel una deuda de 13 mil 130 millones de pesos y al todavía mandatario en funciones de Baja California, Kiko Vega, quien llegó por la coalición conformada por el PAN, PRD, PANAL y el Partido Estatal de Baja California y que enfrenta desde 2013 una denuncia penal por peculado y enriquecimiento ilícito por la compra de propiedades en México y Estados Unidos con un valor de 113 millones de pesos.

El anuncio de cerrar filas para  2018 entre el PAN y el PRD va más allá de una simple casualidad y puntada, para el PRI, se convierte en un dolor de cabeza y también para Andrés Manuel López Obrador, que nada ha logrado con sus amagos. La integración de un frente opositor, manda a tercios la elección presidencial y con ello la posibilidad de derrota para el PRI o Morena es inminente.

Pantomima, puntada, o política ficción puede ser considerado el tema de las alianzas, lo cierto es que como diría el filósofo del PAN, Carlos Castillo Peraza:

“Una cosa es votar junto con otros partidos en favor de iniciativas que desde el punto de vista de la cultura panista, sirven al bien común temporal de los mexicanos. Así lo ha hecho el PAN durante toda su historia y con partidos que no comparten esa cultura. Otra muy distinta es aliarse, disolviéndose culturalmente en un conjunto, con tal de obtener el poder, porque de este modo el PAN deja de proponer al elector lo suyo, lo priva de su propia alternativa y lo deja sin opción”.

¿Así o más claro?

Vericuentos

AMLO colérico

Andrés Manuel López Obrador, demostró una vez más, que rendir cuentas y ofrecer explicaciones no le gusta, lo suyo es imponer e insultar cuándo le faltan argumentos o sus enjuagues lo evidencian. Así sucedió durante una entrevista con el periodista José Cárdenas, cuando este le cuestionó sobre su alianza con  su otrora enemiga, Elba Esther Gordillo, ex dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación. El dueño de Morena montó en cólera y llamó “calumniador” a Cárdenas, dijo que son “inventos”. Vaya caradura de AMLO, negar a sus aliados e insultar a quien sólo ejerce la profesión de comunicar.

guillegomora@hotmail.com

@guillegomora

Caleidoscopio: !No más balas contra periodistas! Por: Guillermina Gómora Ordóñez

19 - Mayo - 2017 | 12:47 pm

Caleidoscopio

Guillermina Gómora Ordóñez

!No más balas contra periodistas!

“Hacer periodismo –en México– es caminar por una línea trazada por los narcos y el gobierno”.

Javier Valdez.

En el México bronco, el ejercicio de informar se ha convertido en una profesión de alto riesgo; la pasión de investigar, de contar una historia es, desde hace algunos años, el pasaporte a la muerte.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) confirmó que en el periodo del año 2000 al 6 de mayo de 2017 se han  registrado 127 homicidios de periodistas; en lo que va de la actual administración, 34 han sido ejecutados, de los cuales seis han sido este año.

La impunidad y la corrupción nos han dejado en total indefensión, todo se queda en hipótesis y conjeturas.  Frases como: “Se agotarán todas las líneas de investigación”; “Se aplicará todo el rigor de la ley”; “No quedará impune el asesinato”, bla bla, bla, no son más que una dinámica perversa para sepultar el expediente. Apuestan al olvido.

En el servicio público no les gusta investigar, la policía se vuelve (¿es?) cómplice de los autores intelectuales o materiales de quienes con balas frenan a los periodistas en México.

De norte a sur y de costa a costa nadie se salva, hay estados que se han ganado la vergonzosa etiqueta de “mortales” por la cantidad de informadores asesinados. Reporteros Sin Fronteras  revela que en Veracruz, desde el año 2000 han ejecutado a 19 periodistas, 17 de ellos durante el “sangriento” gobierno de Duarte, además de que cuatro se reportan como desaparecidos.

En 2016, México se ubicó en el tercer lugar mundial de periodistas asesinados, sólo por detrás de Irak y Afganistán, según las cifras presentadas por la Federación Internacional de Periodistas (FIP). Sin embargo, vale la pena destacar que estos países se encuentran bajo el terrorismo y conflictos armados.

Nuestro país, oficialmente no está en guerra, perooo, libra una batalla interna contra el crimen organizado. En este contexto es que los periodistas se convierten en corresponsales de guerra y cada uno está solo en los lugares donde trabaja, nadie sabe en qué esquina o calle lo van a matar.

Se convierten en personas incómodas para los intereses de narcotraficantes, funcionarios, empresarios, políticos o cualquiera que sienta con el derecho de quitarle la vida a otro.

El “Reporte del estado de la  libertad de expresión en México” de la CNDH, precisa que del 2005 al 16 de mayo de 2017 se contabilizaron 20 desapariciones de reporteros, mientras que de 2006 al 16 de mayo de 2017 se reportaron 51 atentados a medios de comunicación.

Cifras de terror donde la constante en estos deleznables actos es la ignominiosa mancuerna: corrupción-impunidad y la falta de capacitación e infraestructura en los estados que han fomentado el ataque a los reporteros.

Las estadísticas de la CNDH, documentan que las quejas por agresiones a periodistas en el periodo del 1 de enero de 2010 al 30 de abril de 2017 sumaron 645. Veracruz encabeza la lista de los estados donde más ataques a reporteros se tienen con 20 casos, Oaxaca con 15, Tamaulipas con 14, Guerrero con 14, Chihuahua con 14 y Sinaloa con siete.

Al respecto, Balbina Flores, de “Reporteros Sin Fronteras”, advierte: “en estados como Tamaulipas, Veracruz y Guerrero, la situación de censura es impresionante”. Los periodistas trabajan con miedo de informar, se autocensuran.

Laboran en situaciones deplorables, por un lado, se enfrentan a violentos cárteles y, por otro, a políticos corruptos; El “Jefe de la plaza”, se convierte en jefe de la redacción. Si preguntan demasiado en casos delicados o concernientes al crimen organizado, llegan las amenazas, las intimidaciones y hasta pueden ser ejecutados.

Como sucedió con Miroslava Breach y Javier Valdez, quien el pasado 25 de marzo, público en su cuenta de Twitter: “A Miroslava la mataron por lengua larga. Que nos maten a todos, si esa es la condena de muerte por reportear este infierno. No al silencio”.

En efecto, no se calla la verdad matando periodistas, por ello rescato el exhorto de la Red de Periodistas del Noreste: “llamamos a los colegas del país y de todo el mundo a que demanden a las autoridades mexicanas por todos los medios a su alcance, que castiguen a los culpables del cobarde asesinato de Javier Valdez y  de todos los colegas asesinados en la administración actual.

!No más balas contra periodistas!”

guillegmora@hotmail.com

@guillegomora

Tamaulipas, vivir con miedo: Caleidoscopio, por Guillermina Gómora Ordóñez

12 - Mayo - 2017 | 9:00 am

Caleidoscopio

Guillermina Gómora Ordóñez

Tamaulipas, vivir con miedo

La muerte tiene permiso en territorio tamaulipeco. La guerra que libran grupos delincuenciales por el control del estado, así como con las autoridades que los combaten, ha creado un clima de psicosis y terror entre los ciudadanos.

Los muertos y las balaceras son cosa de todos los días, “se rompieron los códigos”, dice un amigo que salió huyendo de Reynosa hacia Estados Unidos; El ortodoncista afirma: “en cualquier momento podía morir por una bala o ejecutado por no pagar el derecho de piso… mi familia estaba en riesgo”.

Historias que se repiten, una tras otra; la gente mayor relata que la presencia y operación del narco en Tamaulipas no es reciente, “ya nos habíamos acostumbrado, en otra época respetaban a la población y no se metían con nosotros”. Sin embargo, “hoy es mejor quedarse callado, esconderse, vivir con miedo”, dicen.

Afirman que el terror no es sólo a causa de los grupos del crimen organizado, la gente también teme a las autoridades por la colusión que existe entre unos y otros. La incertidumbre e inseguridad flotan en el ambiente, dominan cada uno de sus actos.

Nos confían que el asesinato de la representante del Colectivo de Desaparecidos en San Fernando, Miriam Elizabeth Rodríguez Martínez, por un grupo de hombres armados la noche del miércoles 10 de mayo, en su casa, donde contaba con vigilancia, evidencia las componendas y podredumbre del sistema.

Un narcosistema al que combatió y exhibió, luego del secuestro de su hija en 2012 en San Fernando; Miriam investigó, halló los restos de su hija y entregó a las autoridades a los responsables del crimen.

Paradójicamente, el mes pasado la activista participó en la caravana contra el miedo en su paso por las ciudades de McAllen y Brownsville, Texas; hoy, su lucha por recuperar la paz y la seguridad para sus paisanos le costó la vida.

El tema de los desaparecidos en Tamaulipas, eriza la piel no sólo por la forma en que se registra, sino porque los números crecen de manera exponencial, hasta el pasado 31 de enero estaban registradas 5 mil 558 personas desaparecidas en el estado, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Tamaulipas es la entidad con mayor número de personas desaparecidas en el país, seguido del Estado de México con: 3,351 y Jalisco con 2,634.

Los gobiernos estatales han sido omisos en la responsabilidad para acabar con esta nefasta práctica. Por ello, la comunidad tamaulipeca pidió auxilio a la ONU y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, para proteger a los activistas. Como es evidente de poco sirvió el exhorto y Miriam fue asesinada.

Ahora, escuchamos una vez más que la Secretaría de Gobernación y la ONU “condenaron el asesinato de Miriam Elizabeth Rodríguez Martínez e hicieron un llamado a las autoridades a realizar una investigación a profundidad”. ¡Ajá! Nada pasará, lo hemos visto en otros casos.

Lamentablemente Tamaulipas es muestra clara y palpable de una estrategia federal fallida en materia de seguridad. Los políticos y los narcos se hermanaron. La coordinación estatal y federal es dudosa; el estado es controlado por los grupos delincuenciales que acosan a la población.

En los últimos años la entidad registra los más altos índices en los delitos que máyormente lastiman a la población, como secuestro, robo, extorsión y desapariciones.

El próximo lunes 15 de mayo sesionará el Gabinete de Seguridad Federal en Reynosa, tres años después de que el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong pusiera en marcha la estrategia de seguridad para el estado y lo dividiera en cuatro zonas.

El 13 de mayo de 2014, Osorio anunció: la instalación de cuatro fiscalías regionales por parte de PGR; el reforzamiento de las bases de operación mixta en puntos carreteros, la revisión en los penales estatales, el énfasis en municipios prioritarios como Tampico, la revisión y clausura de giros negros y otros focos de actividades ilícitas y de violencia.

¿Qué pasó, quién falló? Los tamaulipecos viven con miedo.

Vericuentos

Apariciones

Más de uno se quedó con el ojo cuadrado en el Palacio del Ayuntamiento de la Ciudad de México, cuando el ex secretario de Seguridad Pública Federal, Genaro García Luna, visitó al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera. Oficialmente se informó que acudió a presentar a funcionarios capitalinos un nuevo índice de seguridad con bienestar, llamado “índice glac” que evalúa tres aspectos: político-social; económico-financiero y seguridad- justicia. ¿En tiempos electorales? ¡Órale!

Cuentas claras

Crece la exigencia de que la Procuraduría General de la República y la Fiscalía Especializada para Delitos Electorales, lleven a cabo una fiscalización al partido MORENA en relación al origen de los recursos con los que financió sus actividades electorales durante el proceso de 2016, así como a los que se desarrollan en Coahuila, Estado de México, Nayarit y Veracruz. El grupo parlamentario del PRI en el SENADO, recuerda aquello de ¿Quién pompó? ¡Uff!

guillegomora@hotmail.com y @guillegomora

¡México arde!: Caleidoscopio, por Guillermina Gómora Ordóñez

5 - Mayo - 2017 | 12:56 pm

Caleidoscopio

Guillermina Gómora Ordóñez

¡México arde!

“¿Por qué México, mi país, es tan extraño que está formado, a mitad y mitad, de una fuente inagotable de ternura y de un pozo profundo de bestialidad?”

Benito Juárez

 Como si se tratara de un karma, nuestro país vive días aciagos; de norte a sur la violencia cobra miles de vidas; nada detiene la descomposición social y la vileza con la que actúan los criminales. Los códigos se han perdido, se atenta contra todo sin el menor asomo de vergüenza, temor, decoro o principios.

Nuestra capacidad de asombro es rebasada un día tras otro, vamos del temor al terror, que, como la humedad, se ha metido en nuestra actividad cotidiana. Las cifras de asesinatos, extorsiones, secuestros, asaltos, violaciones, feminicidios y toda clase de delitos, crecen de manera exponencial ante la indolencia de las autoridades responsables de abatirlas.

Basta ver lo que sucede en Reynosa, Tamaulipas, Guerrero, Puebla, Chiapas, Oaxaca, Michoacán, Baja California Sur, Quintana Roo, por citar lo más recientes, para ver que ¡México arde!

No es suficiente el mea culpa y exhorto que hizo el presidente Enrique Peña Nieto ante la Conferencia Nacional de Gobernadores: “sobre el tema de la seguridad estamos todavía ausentes… No podemos permitir que los esfuerzos que se habían logrado en el pasado reciente, en el que habíamos logrado ya lograr una tendencia a la baja en la criminalidad de distintos delitos que se cometían en esas entidades, nuevamente estén regresando”.

No es suficiente. Los mexicanos exigimos y merecemos paz social, hemos pagado una factura muy alta por la colusión entre autoridades y criminales; nuestro territorio se ha convertido en una gran fosa y los desaparecidos rebasan ya cien mil.

Ejercer el periodismo se ha convertido en una profesión de alto riesgo, del año 2000 a la fecha se han documentado 107 periodistas asesinados, el gobierno de Javier Duarte de Ochoa en Veracruz destacó con 22 periodistas. Sólo en marzo pasado mataron a tres.

El México bronco también alcanzó a la política, la historia reciente registra los asesinatos de candidatos a la Presidencia de la república, a una gubernatura, y en materia de presidentes municipales la cuenta crece sin importar la filiación partidista. El eslabón más débil de nuestra democracia labora bajo la amenaza de “coopelas o cuello”, si bien les va les aplican la de “plata o plomo”.

La muerte en México tiene permiso. Noticias como esta: “Matan a tres maestros en Sinaloa… esta tarde se registró un múltiple asesinato de maestros de primaria y de telesecundaria en la sierra de concordia; tres docentes fallecieron y uno más quedó herido en un camino que lleva de la comunidad de la petaca al rancho mala noche… todos viajaban en una camioneta cuando fueron emboscados”. Se han vuelto vergonzosamente cotidianas. Nos llevan de la ira al miedo.

Maquiavelo decía: “son muchas las cosas que desde lejos parecen terribles, insoportables, extrañas y cuando te acercas a ellas resultan humanas, soportables, familiares” ¿Será que hemos llegado a este punto de deshumanización, de infamia, de vileza?

¿Dónde quedó el mexicano cálido, solidario? ¿Acaso nuestro espíritu gremial está tan retorcido que permite legitimar actos criminales como los de los “huachicoleros” en Puebla quienes roban combustible de los ductos de Pemex y mandan como escudos a mujeres y niños para sus bloqueos?

Robar es un delito y en este caso la acción provocó, en los primeros cuatro años del sexenio de Peña Nieto, pérdidas superiores a los cien mil millones de pesos.

Si bien la afectación económica es importante, el daño al tejido social es toda vía mayor, lo sucedido en el bloqueo de la autopista Puebla-Orizaba nos debe obligar a reflexionar y a las autoridades actuar. El enfrentamiento previo a estos acontecimientos entre militares y ladrones de combustible dejó un saldo de 10 muertos (cuatro de ellos soldados)

¿Hasta cuándo la permisividad o colusión de autoridades en el denominado “triángulo rojo” en donde prolifera el robo de hidrocarburo liderado por bandas que se desprenden del grupo delincuencial Los Zetas?

Otras estampas del México Bronco, se registran en guerrero donde desde hace una semana escuelas de educación básica y centros de salud de por lo menos siete municipios de tierra caliente se mantienen cerrados debido a la violencia generada por la delincuencia organizada; además, personal médico y enfermeras del municipio de Tixtla, así como un ex diputado federal del PRD se encuentran privados de su libertad.

En el sureste mexicano los normalistas y el magisterio disidente imponen su ley como sucedió en Chiapas, donde policías estatales detuvieron a 236 estudiantes, luego de que vandalizaron un establecimiento comercial y diversos vehículos; saqueaban unidades de las empresas Sonric’s, Lala y Coca-Cola; “los jóvenes se trasladaban a bordo de tres autobuses que previamente fueron robados… la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación condenó la detención de los jóvenes, aseguró que fueron golpeados cuando protestaban para exigir la autenticidad de la plaza”. ¡Ajá!, seguramente la ingesta de la glucosa robada les da valor.

Éste es el México real, la crisis desatada por la violencia no está en nuestra mente, no es un problema de percepción. Que le jueguen al tío Lolo es otra historia que les facturarán en las urnas el próximo 4 de junio y en el 2018.

 

guillegomora@hotmail.com

@guillegomora