Signos y Señales / Fiscalización de la Reconstrucción / David Colmenares

15 - julio - 2018 | 9:22 am

SIGNOS Y SEÑALES  

FISCALIZACIÓN DE LA RECONSTRUCCIÓN

Por David Colmenares Páramo

Los desastres naturales, sean huracanes, terremotos, inundaciones, sequias, son frecuentes en nuestro País, somos en territorio el numero 14 del Mundo.  Hay regiones donde son mas recurrentes, sólo el año pasado tenemos el ejemplo del Itsmo de Tehuantepac, que de un serio problema de sequia, su presa mas importante, estaba casi vacia, llueve torrencialmente una semana y en pocos dias la emergencia era que se desbordaría la presa. Y luego en septiembre vienen los sismos, dejando devastada la region. Por supuesto mientras mas pobreza exista, infraestructura precaria y mucha, mucha corrupcion, el impacto sera mayor.

La reconstruccion cuesta mucho, y son pocos los estados que cuentan con recursos para enfrentar su costo. Un ejemplo notable fue el de la CDMX que tenia el año pasado un fondo con mayores recursos que los del Fondo de Desastres Naturales (FONDEN). La Ciudad pudo hacerlo porque desde el gobierno del presidente electo, recauda aun con las limitaciones de la coordinacion fiscal, mas de la mitad de sus ingresos propios, frente a una dependencia mayor al 90 por ciento del resto de las entidades federativas.

Con todo lo util del FONDEN, este esta amarrado a una politica de pari passus, muchas veces imposibles de cumplir, por lo que los estados con mayor recurrencia de los desastres y haciendas publicas limitadas, han recurrido al endeudamiento de los bonos cupon cero de BANOBRAS.

Adicionalmente en 2017, SEDESOL flexibiliza las reglas de operación del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social, FAIS, para que puedan ser utilizados en la reconstruccion., claro son recursos fiscalizables por la ASF.

Han sido muchos los actores, por lo que la sociedad civil y los propios afectados han denunciado el desvio de los recursos en niveles que parecen ser escandalosos, por parte de algunos de los responsables de las tareas de reconstruccion, de los tres ordenes de gobierno.

Por ello la Auditoria Superior ha decidido ampliar sus auditorias con una vision integral en la fiscalizacion de estos recursos y sobre el desempeño de las diferentes entidades y dependencias responsables de las acciones. La gran diversidad en el origen de los recursos, y su volumen, exige de una estrategia asi. No ignorando por supuesto la realidad social del País.

El gran esfuerzo ciudadano, que se reflejo en el acopio y envio de materiales de consumo e incluso de construccion, debio entregarse efectivamente a los damnificados, sobre todo cuando se trata de los mas pobres, de los pobres, de los nueve estados afectados por los sismos.

Las erogaciones del FONDEN ascendieron en 2017  a 19 mil millones, para la atencion de daños ocasionados por los sismos de septiembre, se autorizaron a esos nueve estados, 14 mil millones, lo cual incluye 7.5 mil millones para la reconstruccion y restitucion fisica de bienes afectados.

Por ejemplo, se pondra atencion a la correcta entrega de recursos a damnificados, como la identificacion de pagos duplicados.

Se requiere de esta visión integral, ya que son muchos los actores, asi como las fuentes de recursos, de un proceso que sigue.

Temas como la entrega de apoyos a la población, mediante el censo de afectados que levantó la SEDATU. la correcta entrega de recursos a los damnificados, mediante identificación de pagos duplicados y cargos no reconocidos, los recursos que estas entidades atendieron en apego a los transitorios y beneficios que se dieron en los fondos locales, etcetera.

Las revisiones incluiran que las instancias involucradas en regular, operar, vigilar ejecutar y fiscalizar que los apoyos, así como la atención a los desastres por el sismo se hayan entregado  conforme a la normativa aplicable y la política pública de atención de desastres.

brunodavidpau@yahoo.com.mx

Signos y Señales / Debatir el Federalismo / David Colmenares

15 - junio - 2018 | 10:38 am

SIGNOS Y SEÑALES  

DEBATIR EL FEDERALISMO

Por David Colmenares Páramo

Por razones de trabajo no pude asistir al evento sobre el Federalismo un asunto, que organizó ayer el CIDE, y al que amablemente me invito su director, el maestro López Ayón.

El del federalismo es un asunto que con el tiempo se ha convertido en un lugar común, es una forma de organización del Estado en la que se conjuntan una serie de soberanías, que ceden una parte de la misma para dar forma a la soberanía nacional. Ya unidos como País, es muy difícil la separación, puesto que el poder central recurre incluso a la fuerza para evitar que se separe de la federación alguna de sus partes.

Desde que se crea el sistema nacional de coordinación fiscal hacia los años ochenta, era evidente que se daba un paso atrás para poder eliminar la jungla fiscal, mejorar la recaudación tributaria y crear un sistema impositivo nacional. Con ello se desaparecieron cientos de impuestos estatales y federales al consumo y el impuesto sobre ingresos mercantiles, creando el IVA y la Ley de Coordinación Fiscal a partir de 1980, cambiando la forma de participación de los impuestos federales, de impuesto por impuesto a la creación de una figura, esto es la recaudación federal participable, a partir de un porcentaje de la misma que compensase la recaudación que ya no podrían cobrar directamente los estados. Son las llamadas participaciones.

La centralización de la recaudación podría considerarse un acto centralista, un paso atrás, pero resolvía el problema de la doble tributación. En un principio los estados recaudaban el IVA, sin embargo, en algún momento aprovechando la recaudación a través del sistema bancario se centralizo en el gobierno federal, a través de la sub secretaria de ingresos, de donde surgiría el SAT hace un poco más de 20 años.  Creándose con el tiempo la figura de la colaboración administrativa, junto con un sistema de incentivos al esfuerzo recaudatorio de los estados.

Un tema central es que con la controversia entre los conceptos, resarcitorio a los estados que pierden recursos al transferir una parte a los estados menos favorecidos, o el compensatorio para tender a igualar los recursos por habitante, se dio una competencia entre los estados con mayor potencial recaudatorio por su grado de desarrollo y los de menores recursos con población rural y urbana, en condiciones de pobreza.

El Ramo 28, es donde se registran las participaciones, que forman parte del gasto no programable, al igual que el servicio de la deuda pública federal y son recursos propios de los estados y municipios.

Cuando se agrupan en un mismo ramo presupuestal, una serie de conceptos que ya existían, como era el caso del gasto en educación básica, desconcentrado en 1992, o el del fondo de aportaciones de salud unos años después, así como el Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal –nieto del Programa Nacional de Solidaridad-, se crea el Ramo 33, pero se trata de recursos condicionados que nunca pierden su naturaleza de federales, por ello los fiscaliza la Auditoria Superior de la Federación.

En 2004 se convoca a partir de una iniciativa de la CONAGO la primera Convención Nacional Hacendaria, con más de 300 resultados por consenso, pero en el caso los que tenían que llegar a la Cámara de Diputados, estos no avanzaron, dada la proximidad del proceso electoral de 2006.

Estamos preparando en la Auditoria Superior de la Federación, un proyecto de Ley de Coordinación Hacendaria o como se le llego a llamar del Gasto Federalizado, que al incluir los conceptos del Pacto Fiscal –ramo28- y del gasto condicionado –ramo33- daría lugar a la sustitución de la Ley de Coordinación Fiscal, por un ordenamiento integral.

Es un momento adecuado para someter el federalismo a revisión, la descentración o centralización, a debate, la distribución de potestades y responsabilidades de gasto. Esto es convocar a una nueva Convención Nacional Hacendaria.

brunodavidpau@yahoo.com.mx

AJUSTES A LA DISCIPLINA FINANCIERA: SIGNOS Y SEÑALES, por David Colmenares

11 - noviembre - 2017 | 10:00 am

SIGNOS Y SEÑALES 

AJUSTES A LA DISCIPLINA FINANCIERA

Por David Colmenares Páramo

El 26 de mayo de 2015, se aprueba la Ley de Disciplina Financiera, para regular y controlar el endeudamiento de las entidades federativas y de los municipios, pero fue publicada un año después en abril de 2016.

Su objetivo es ordenar con transparencia, mediante reglas específicas de disciplina financiera, la contratación de deuda.

Este año elaborado por la UCEF se publica el Sistema de Alertas, un paso adelante, pero perfectible, como lo referentes a las obligaciones de corto plazo, donde estados como Veracruz, Chihuahua y Quintana Roo, a pesar de los escándalos sobre sus deudas con universidades, proveedores y contratistas, son mejor calificadas que la Ciudad de México, cuyo perfil de ingresos y de deuda en relación a los indicadores como PIBE, participaciones e ingresos totales superan al de los Estados.

Por otra parte, no olvidemos que en cinco entidades se concentra la mitad de la deuda subnacional y que con otras cinco llegan a tres cuartas partes de la misma. Sin embargo, en la Ley se da un tratamiento similar a todos, incluyendo los que no tienen deuda significativa o de largo plazo, como Tlaxcala.

Un tema delicado tiene que ver con el retiro de facultades importantes en materia de gasto con recursos propios de libre disponibilidad, a los congresos locales, aunque siempre encontraran mecanismos para superar las restricciones. Además de que, al tratar de etiquetar el destino de los ingresos propios excedentes, se desincentiva la recaudación de ingresos propios, que de por si es exigua en la mayoría de los estados y municipios, no solo por el bajo potencial recaudatorio de sus impuestos y por sus débiles administraciones tributarias, lo cual se ha criticado, pero con esto, se desincentiva más el esfuerzo local y algunas pueden pensar en la descoordinación futura.

Por ello en espera de una reforma integral a la normativa existente, que será hasta después de 2018, con la generación de nuevos consensos, es importante la reforma propuesta por diputados de diversos partidos, que se votara la próxima semana. Iniciativa que reforma varias disposiciones de la Ley de Disciplina Financiera.

Fundamentalmente se precisan diversos términos jurídicos y técnicos, para simplificar el uso eficiente y a tiempo de recursos propios de libre disposición para enfrentar con oportunidad la atención a la población afectada y los procesos de reconstrucción derivados de los desastres naturales, evitando tener que realizar análisis de costo beneficio, cuando el gasto de inversión se destine a enfrentar estos eventos que han afectado históricamente al sureste mexicano, particularmente a Oaxaca y Chiapas. Lo anterior sin violentar las leyes y normas vigentes, así como la transparencia fiscal.

Un punto relevante es la prohibición de que las obligaciones de corto plazo puedan ser objeto de refinanciamiento o reestructura a plazos mayores a un año, lo cual efectivamente viola el principio constitucional de que la deuda a plazo mayor solo puede destinarse a inversión productiva, y la de corto plazo a cubrir insuficiencias de liquidez. Recordemos el caso Coahuila, cuando en mayo de 2011 la Comisión Nacional Bancaria revelo la deuda de corto plazo de los estados y aparecieron 23 mil millones en ese estado, que después de lo que todos sabemos pasó, se reestructuro como deuda de largo plazo, sin haber sido destinada a inversión productiva. Se corrigió así, porque la Ley no lo prohibía. Fue borrón y deuda nueva.

Es importante por supuesto ratificar la obligatoriedad del Registro Único de Deuda Pública, ya no de carácter voluntario e informativo.

UN DULCE TEMPORAL

A octubre los estados han recibido casi 38 mil millones de pesos, por arriba de lo programado, excepto Campeche y Tabasco, a pesar de un ajuste cuatrimestral negativo de 13 mil millones de pesos. Pero su distribución es el problema.

brunodavidpau@yahoo.com.mx

SUBORDINACION MUNICIPAL A LOS ESTADOS: Signos y Señales, por David Colmenares

6 - noviembre - 2017 | 10:36 am

SUBORDINACION MUNICIPAL A LOS ESTADOS

Signos y Señales

Por David Colmenares Páramo

Eduardo Bours, siendo gobernador de Sonora, decía en 2009 que habíamos pasado de un sistema de coordinación fiscal, a uno de subordinación fiscal, incluso le toco ser anfitrión de una CONAGO, antes de la de Nuevo León, en ambos casos el tema fue la renovación del acuerdo fiscal. No había pasado mucho de que el Gobierno de la Ciudad de México presentara una controversia por el cambio de las fórmulas de distribución de participaciones a partir de 2008, siendo el único estado que manifestó solidaridad fue Sonora. Cuando se habló de los “terceros afectados” por parte del Gobierno Federal, se pidió a los gobernadores que dieran su opinión sobre la Controversia, un caso notable por lo absurdo, fue la opinión del Consejero Jurídico de Tabasco que se manifestó a favor de la reforma que afectaba las finanzas de su estado, cuya pérdida acumulada por el cambio de las fórmulas de distribución en 10 años, rebasan los 30 mil millones de pesos. Incompetencia y el costo de poner funcionarios sin la mínima experiencia profesional.

Tabasco hasta ese momento siempre fue perdedor, por la mecánica inercial que tuvo en un principio el sistema de distribución de participaciones, teniendo el primer impacto en 1990, pero en ese entonces, al ser una formula consensada, los estados y la Secretaria de Hacienda formaron dos reservas de compensación y de contingencia, de un punto de la recaudación participable y con esa mecánica sobrevivió ese primer impacto que beneficio a los estados más pobres, cosa distinta a la de 2008 que ha beneficiado sustancialmente a una sola entidad federativa, la más poblada.

Pero si los gobernadores han padecido eso, peor están los municipios, a quienes contrario a lo que dice la Ley de Coordinación Fiscal, se les condicionan sus participaciones, que se pagan a través de las secretarias de finanzas de los estados, quienes en un número importante no las  entregan antes de cinco días después de recibidas, las condicionan y en muchos casos no se las pagan completas, menos los ajustes o el fondo de estabilización, bajo el argumento de que son muy irresponsables, no hacen reservas para pagar compromisos de fin de año, no se diga para hacer frente a cualquier contingencia.

Parece que ya la ASF empezó a sancionar a los estados que no pagan completas o a tiempo las participaciones a los municipios. Un buen avance del ente fiscalizador por supuesto. Eso está bien, lo primero confirmar que se pagaron correctamente, lo cual la UCEF siempre ha hecho con puntualidad, y segundo que los estados lo hagan conforme a la Ley, pero es claro que muchos no lo hacen. Ahora resulta que hay estados que no pagaron completas las participaciones municipales, lo que no es nuevo, pero sí que se les observe, tarea que estaba a cargo de los congresos locales.

Generalmente los alcaldes no se atreven a protestar lo anterior o se contentan con un reintegro mínimo que les compensa parcialmente, pero salen a los medios ponderando loas al espíritu federalista de su gobernador…

Así que ¿de subordinación a SUBORDINACION, cual es mayor?

brunodavidpau@yahoo.com.mx

EL PELIGRO DE SER ALCALDE: por David Colmenares Páramo Signos y Señales

24 - octubre - 2017 | 11:01 am

EL PELIGRO DE SER ALCALDE

Por David Colmenares Páramo

Esta semana dos nuevos asesinatos de alcaldes, fundamentalmente de municipios pequeños de alta marginalidad, enclavados en zonas donde la delincuencia tiene más fuerza que las instituciones, donde tiene capacidad para amedrentar o eliminar a las autoridades municipales que se resisten.

Ha sido frecuente en los últimos años que esto suceda particularmente en los estados del sur sureste, donde se encuentra la mayor parte de municipios del País, la mayoría en situaciones de pobreza y asolados por la delincuencia organizada, e incluso en Colima, Zacatecas, y estados del Norte como Tamaulipas y Durango.

Hoy ser alcalde en estos municipios es un riesgo, porque ante la mayor presión federal contra las bandas, estas han diversificado sus operaciones a lo local y ahora han encontrado nuevas oportunidades de negocio, como el asalto a los trenes, el contrabando, la extorsión a los negocios, incluso a los más pequeños, los secuestros, el robo de gasolina, en los que vuelven cómplices a los pobladores y a las autoridades municipales. Si alguien se opone lo hacen a un lado.

Pero lo contrario de lo que ha pasado en el ámbito público, donde se ha buscado centralizar todo, la delincuencia se ha descentralizado, como ha señalado Alejandro Hope, buscando las razones de la siniestralidad entre los alcaldes.

La atomización municipal, así como la precariedad de sus fuentes fiscales, a pesar del impuesto predial, hace que los recursos municipales sean insuficientes para contar con una policía medianamente capacitada y por lo tanto son objeto seguro de extorsión y manipulación.

Sabemos que  muchos de los ediles han sido amenazados exigiéndoles recursos presupuestales que manejan, como son los fondos de aportaciones que vienen etiquetados o incluso de participaciones que son de libre disposición, recursos del gasto federalizado, que son estrictamente auditados por la Auditoria Superior de la Federación, la cual en caso de detectar desvíos pueden, mas hoy, sancionar a las autoridades municipales que desvíen esos recursos, esto es los utilicen para algo para lo que no están destinados.

No respetan por lo general las normas presupuestales, ni el destino de los recursos federalizados, no atienden la rendición de cuentas y cuando se enteran es porque ya tienen requerimientos personales para que reintegren esos recursos, no saben qué hacer y yo he visto llorar a algunos después de cinco años de no pelar el asunto.

Así, ante las amenazas o renuncian o se juegan la vida, y vemos que ya son decenas los asesinados en los últimos años. No tienen además recursos y si los desvían corren el riesgo de ser castigados, pero si no pueden ser asesinados.

brunodavidpau@yahoo.com.mx

EL COSTO DE LA RECONSTRUCCION: Sinos y Señales, por David Colmenares

30 - septiembre - 2017 | 10:10 am

EL COSTO DE LA RECONSTRUCCION

Sinos y Señales

Por David Colmenares Páramo

Desde Tapachula, un buen día. Ha sido intensa y dolorosa la emergencia de los sismos que aún no terminan –cuando escribo acaba de temblar en Salina Cruz- como sucedió el sábado con los ocho que tuvieron replicas en el Istmo. Hay dramas que poco se ven como la perdida de las maquinitas para hacer totopos y a necesidad de lonas, porque la gente esta literalmente viviendo en la calle. Hace dos días dijo Pepe Meade que por lo menos son 70 mil viviendas que habrá que reconstruir, y ayer se mencionó que habrá que construir o reparar 153 545 viviendas con un costo de 16 mil millones de pesos, asi como 12 931 escuelas, reparar 1225 inmuebles históricos y algunas instalaciones del Seguro Social. Aun cuando falta terminar el recuento de daños en los estados y la Ciudad, se calcula una necesidad de recursos cercana a los 40 mil millones de pesos. Mucho dinero, por lo que el desafío fiscal es mayúsculo. Sin embargo, es urgente pasar a la etapa de la reconstrucción, no solo en la CDMX, cuyo gobierno ha demostrado estar preparado para ello, al haber formado desde 2015 a la fecha un Fondo para enfrentar los desastres naturales, con recursos suficientes para hacer frente a contingencias como la presente.

Los recursos del Fondo de la Ciudad rebasan al FONDEN federal.

Al respecto, El Financiero hizo esta semana un recuento de las recursos disponibles para enfrentar la reconstrucción  de manera inmediata, destacando el Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal, el FISM, la vertiente municipal del FAIS y se habla de 27 mil millones disponibles, ms los 9 mil millones del FONDEN y 7 mil del FONREC –Fondo de Reconstrucción- que administra BANOBRAS. Destacan los 9 500 millones del Fondo de Reconstrucción de la Ciudad de México, con 9 500 millones de pesos.

El FAIS, forma parte del Ramo 33, es el heredero del viejo Programa Nacional de Solidaridad y forma parte del Capítulo V de la Ley de Coordinación Fiscal, son transferencias etiquetadas para todos los estados en el PEF 2017 y tiene una apertura programática determinada. La distribución de los recursos que equivalen al 2.5 por ciento de la recaudación participable, es para municipios de todos los estados. Es fiscalizada cada año por la Auditoria Superior de la Federación.

Pueden coincidir, pero no forzosamente, con algunas de las prioridades de la reconstrucción y solo una parte es para los municipios afectados en estos estados.

Es imposible eliminar o posponer los apoyos a los tarahumaras o a los yaquis, a Valle del Mezquital o a los programas contra la pobreza de otras entidades, para destinarlos a la reconstrucción de Oaxaca, Chiapas, Morelos o Veracruz.  No olvidemos que tenemos mas de mil municipios en condiciones de pobreza y pobreza extremas. Así que es menor la disponibilidad de recursos de este Fondo de Aportaciones.

Mas reconocido es el Fondo de Desastres Naturales el FONDEN, con 9 mil millones de pesos, del Fondo de Reconstrucción, el FONREC, con 7 mil millones de pesos, que son recursos crediticios. Ambos tienen reglas de operación muy precisas, el primero incluye pari passus o se dice que los recursos federales pagan la mitad de la reconstrucción de infraestructura estatal y municipal, y si se trata de un segundo siniestro en el mismo lugar, solo una cuarta parte. El FONREC es una línea de crédito que administra BANOBRAS, a través de los llamados “bonos cupón cero”, que se dice solo pagan intereses los estados y al final BANOBRAS con recursos del fideicomiso que administra, paga el capital. Sin embargo, los estados que lo han usado se quejan de que no se pueden salir, y que el costo final es más alto al de un crédito bancario. Es una última instancia. Muchos gobiernos estatales se endeudaron, para pagar su parte de la reconstrucción. Pesado seria que tener que reconstruir sus finanzas, no hay Fondo que los auxilie.

brunodavidpau@yahoo.commx

EJE CENTRAL 18 DE SEPTIEMBRE DE 2017: Signos y Señales, por David Colmenares Páramo

18 - septiembre - 2017 | 3:45 pm

EJE CENTRAL 18 DE SEPTIEMBRE DE 2017.

UN FRENO PARA LA RECONSTRUCCION

Por David Colmenares Páramo

Lo que viene para Oaxaca y Chiapas es hacer frente a la reconstrucción de viviendas e infraestructura, son 283 municipios en la Declaratoria de Desastre de Oaxaca, menos de la mitad de ese estado, pero más que ninguna otra en el País y por supuesto que la hacienda local no tiene recursos para ello.  Igual sucede en Chiapas.

Parte de esa precariedad de recursos tiene su origen en el mal llamado federalismo fiscal mexicano, que debería ser la descentralización de facultades y recursos de gasto a los estados y municipios, fundamentalmente la capacidad de decisión sobre su hacienda pública, no como hoy funciona con un sistema centralizado, que controla recaudación y las reglas de operación de gasto de los otros órdenes de gobierno. Es el caso de las aportaciones condicionadas del Ramo 33, Capítulo V de la Ley de Coordinación Fiscal, a traves de las cuales se transfieren recursos presupuestarios etiquetados, esto es condicionados. Ni en sus orígenes en 1998, se trató de recursos nuevos, solo se siguió la inercia de recursos que ya se destinaban estados y municipios, pero ejercidos por el Gobierno Federal, a través de diversos ramos presupuestarios, como era el caso del Ramo 26 que incluía los recursos del Programa Nacional de Solidaridad, que entre paréntesis ha sido el mejor programa social que se ha instrumentado, por la importante participación ciudadano que generó.

 

Cuando se crea el sistema nacional de coordinación fiscal en 1980, este sirvió para armonizar el tratamiento impositivo a los contribuyentes, evitando la doble tributación, propiciando la centralización de la recaudación tributaria, lo que permitió hacer más eficiente la misma, pero a costa de quitarles facultades recaudatorias a los estados.

Este pacto fiscal como decía el maestro Benjamín Retchkiman no es eterno, te puedes salir del mismo, como el Convenio de Adhesión así lo permite y hacer tu propio sistema tributario estatal con impuestos que la Constitución no te prohíbe, como IVA y el ISR. Esto lo pueden hacer fácilmente entidades como la CDMX o Nuevo León.

Nuestro agotado pacto fiscal, no busca hacer mejor el Sistema, más bien lo que busca es controlarlos, esto no puede seguir siendo igual.

Con el principio de que no tienen recursos para la reconstrucción y el FONDEN, el Fondo de Desastres Naturales, exige un pari passu, esto es que pongan por lo menos la mitad del costo de la misma, los gobiernos estatales o se quedan sin recursos para otras prioridades o se endeudan para poner su parte. Los bonos cupón cero no es lo más conveniente como han señalado varios secretarios de finanzas.

Como el costo total de la recuperación de estos dos estados será muy alto, debería ser cubierto por las finanzas federales, más si se tiene la posibilidad de usar recursos del Bono Catastrófico. Gran parte del endeudamiento de gobiernos anteriores como los de las entidades afectadas, fueron por los bonos cupón cero para la recuperación de otros desastres naturales. No repitamos la historia.

 

No podemos dejar solos a estos gobiernos estatales, ni a los municipales, solo ayudándolos en el corto plazo, el de la emergencia, pero  no seguir condenándolos en el futuro.

brunodavidpau@yahoo.com.mx

 

 

 

<EJE CENTRAL 18 DE SEPTIEMBRE DE 2017.doc>

EL FINANCIERO 15 DE SEPTIEMBRE DE 2017: Signos y Señales, por David Colmenares

15 - septiembre - 2017 | 9:20 am

EL FINANCIERO 15 DE SEPTIEMBRE DE 2017

LA ODISEA DE LA RECONSTRUCCION

A mi Pau, hoy cumple años, haciéndome  siempre inmensamente felices.

Por David Colmenares Páramo

Parecería que la naturaleza se ensaña con las entidades con mayores indicadores de rezago social, como Oaxaca y Chiapas, por eso reciben periódicamente el castigo de la naturaleza, sequia, inundaciones, huracanes, terremotos, que ante una débil infraestructura el impacto es mayor. Sólo hace unos meses comentaba en El Financiero la necesidad de activar el Fondo de Desastres Naturales, el FONDEN, para hacer frente al impacto de las lluvias que acabaron con el desastre de la sequía que asolaba al Istmo en el estado de Oaxaca. Días después vino la explosión en PEMEX que paralizo algunos días la operación de la Refinería de Salina Cruz. Además, antes hubo un tsunami laboral que dejo a muchos trabajadores de PEMEX sin empleo en ese municipio, el tercero en tamaña del Istmo, pero el primero en cuanto a colonias, hoy ya son 92, 9 son las nuevas.

Ha sido larga la historia de los desastres naturales y la utilidad del FONDEN, desde su creación hacia fines de los 90, anunciada en San Carlos, Sinaloa. Muchos huracanes que afectaron a Quintana Roo llevándose las playas, un costo muy alto para su recuperación, en la cual los empresarios locales, tuvieron una importante participación, incluso utilizando como garantía de un crédito, los ingresos futuros de la Zona Federal Marítima Terrestre.

El Huracán Paulina en Oaxaca y Guerrero, que también devasto a la clase política: muy bien el Gobierno de Oaxaca, cuando Diódoro era gobernador, el mismo estuvo al frente de la emergencia y se aplicó en el auxilio a los damnificados; en Guerrero recibieron al presidente Zedillo con zapatos de charol, y el Presidente Municipal de Acapulco, regresando de Las Vegas. Resultado estuvo un general al frente de la reconstrucción.

La reconstrucción de las inundaciones de Tabasco en los primeros años del anterior gobierno estatal, fue difícil y costosa, tan es así que organismos internacionales hicieron una evaluación del costo tan alto de ese desastre, que contribuyo al estancamiento de las finanzas tabasqueñas.

Ni mencionar la tragedia que en 1985 vivió la Ciudad de México. Innumerables muertos, familias enteras desaparecidas, con crisis fiscal en el gobierno federal y una respuesta tardía de las autoridades, que tuvo un alto costo político para ellas.

No ha sido para menos, en el Istmo, 44 municipios con más de mil comunidades afectadas y en Chiapas el doble de comunidades, con 88 municipios

La emergencia requiere respuestas rápidas, la sociedad está viva, como se está viendo en la reacción de la gente hacia los centros de acopio, así como sus donativos.  Lo mismo el Gobierno de la Republica, cuya reacción ha sido eficiente, así como las fuerzas armadas en apoyo de la gente. El sector privado aportando como siempre, las universidades, los burócratas y muchos más. Ayer veía en la tv un buque cargado con ayuda proveniente del estado de Guerrero, rumbo a Oaxaca, donde en los escombros, no se ven varillas, son de adobe y viejas las construcciones.

Estamos repito en la emergencia, pero tienen que empezar la reconstrucción, y aquí habrá que tomar decisiones importantes. Hay recursos reservados en el FONDEN, pero sus reglas de operación requieren pari passu, esto es que los estados o municipio pongan la mitad de los recursos, o que se endeuden para poder su parte con los bonos cupón cero. Esto es una opción, sin embargo, los recursos fiscales de libre disposición de los estados y municipios, es muy limitado.

Existe la posibilidad de usar el bono catastrófico, que es un seguro para las finanzas públicas, del cual en unas semanas se sabrá si se pueden disponer recursos del mismo. Por lo pronto hay que usar el FONDEN exceptuando por esta vez a Oaxaca y a Chiapas del pari passu. Será imposible que los municipios devastados tuvieran que pedir prestado para poner su parte.

brunodavidpau@yahoo.com.mx

1976, CONFLICTO POR LA OPACIDAD: Signos y Señales, por David Colmenares

4 - septiembre - 2017 | 11:51 am

1976, CONFLICTO POR LA OPACIDAD

Signos y Señales

Por David Colmenares Páramo

Revise este fin de semana las memorias de José López Portillo, muy ilustrativas de las reflexiones que desde el poder se han hecho sobre decisiones importantes de política económica que inciden sobre el presente. Varios temas fueron relevantes, como el de la relación de México con el Fondo Monetario Internacional, ya que durante su gestión se dio un conflicto que finalmente termino con la salida del secretario de hacienda, que era Julio Rodolfo Moctezuma y Carlos Tello Macías, el secretario de Programación y Presupuesto, este último antes ya había sido Subsecretario de Ingresos, lo que le permitía conocer la secretaria que encabezaba Moctezuma. López Portillo decidió la salida de los dos. Hoy Tello es maestro de tiempo completo en la Facultad de Economía de la  UNAM, acaba de publicar sus memorias y un libro y ensayos sobre finanzas públicas, incluso en la CEPAL. Obvio la Disputa por la Nación con Rolando Cordera.

Previo en 1976 fue noticia importante, difundida con filtraciones a los medios y publicada por periodistas destacados como Manuel Buendía, Miguel Ángel Granados Chapa y Carlos Ramírez, la existencia de una Carta de Intención del Gobierno de México con el FMI, que en otros países er< cosa pública. Fue la opacidad lo que detono el escándalo, al negarse su existencia, así como el valor de un grupo de diputados economistas, quienes, al ver al Secretario de Hacienda, preguntaron sobre la misma, y al negarles este su existencia, uno de ellos Jesús Puente Leyva, le dio una copia “que había conseguido en Washington”, lo que provocó la ira del secretario. Entre los legisladores era notoria la presencia, además de Puente Leyva que era egresado del Tecnológico de Monterrey, de la maestra Ifigenia Martínez Hernández, quien había sido directora de la entonces Escuela Nacional de Economía, hoy Facultad de Economía de la UNAM. Pero también economistas egresados brillantes, como Armando Labra Manjarrez y Julio Zamora Batís. Ambos grandes amigos. Chucho y Armando ya nos abandonaron.

Las medidas de política se pueden discutir, pero en ese momento lo más negativo fue la opacidad de su existencia y nunca se discutió su contenido. Se impuso.

Hoy son pocos los documentos de esta naturaleza que los organismos internacionales o los gobiernos ocultan. Hay reservas de algunos por razones de seguridad o estratégicas, algunos especialmente las relacionados con contratos o compras gubernamentales.

Hoy los organismos internacionales han cambiado sus políticas, por ejemplo, la transparencia fiscal surgió en el Fondo, por George Kopits, además de aportes en verdad importantes como lo referente a las compras gubernamentales de la OCDE o las políticas sociales, fiscales y de desarrollo urbano del BID. Nosotros ponemos los limites.

Al final es el conocimiento, la experiencia y la realidad, de quien hace uso de las mismos. Hoy hay mexicanos en puestos importantes en esos organismos, como Agustín Carstens que dirigirá el Banco de Pagos Internacionales. Alejandro Werner en el FMI, Arturo Herrera y Jorge Familiar en el Banco Mundial, o Santiago Levy en el BID. Por supuesto José Ángel Gurria en la OCDE, donde ha hecho un gran papel y no se olvida de México ni de la UNAM.

 

brunodavidpau@yahoo.com.mx

EL MUNICIPIO LIBRE: Signos y Señales, por David Colmenares

14 - agosto - 2017 | 11:00 am

EL MUNICIPIO LIBRE

Por David Colmenares Páramo.

El municipio en un sistema federal,  es la célula básica de esta forma de Gobierno. El federalismo no abarca muchos países, alrededor de 30, particularmente los que tienen mayor extensión territorial, como Rusia, Estados Unidos, Brasil o México, en los mismos el número de gobiernos locales es muy grande. Solo en nuestro País son más de 2445 municipios, concentrados en estados grandes y con mayor pobreza extrema, con miles de localidades, concentrados en los estados del sur sureste y del Pacifico.

Nos debe quedar claro, y repetirlo si es necesario que el municipio es el único orden, no nivel, de gobierno que tiene territorio. Cuando se agrupan forman parte de un estado y cuando los estados se integran forma un gobierno federal, una Nación.

El mejor ejemplo lo podemos ver en el sistema fiscal, donde desde 1980 en la Ley de Coordinación Fiscal, los estados aceptan dejar de cobrar potestades tributarias de eran potencial recaudatorio como los impuestos al ingreso o al consumo, para recibir a cambio parte de los ingresos recaudados por otro orden, el federal,  que son las participaciones, ingresos propios o recursos de libre disponibilidad, autorizado su gasto por los congresos locales, pero con las nuevas reformas, fiscalizados por el gobierno federal, a través de la ASF.

El sistema surge para efectivamente agrupar lo disperso, con el pacto fiscal, se concentra el esfuerzo recaudatorio en el gobierno federal.

Por otra parte hoy todas las funciones de gobierno, y todos los poderes, tienen su mecanismo de coordinación intergubernamental, a partir del modelo fiscal, cada uno tiene su propia regionalización, incluso en los poderes legislativo y judicial.

Desafortunadamente este gran ejercicio de coordinación intergubernamental, no ha sido suficiente para evitar la centralización, el cambio en los hechos de forma de gobierno. Un buen destello son la CONAGO y la CONAMM.

Al municipio se le atiende mucho en el discurso, pero poco en los hechos, a pesar de que muchos gobernadores han sido antes presidentes municipales, han llegado a serlo 22 simultáneamente.

 

De ahí la inquietud de las principales organizaciones de presidentes municipales, para construir una agenda municipalista para el futuro, pronto se hará en México la reunión mundial de alcaldes.

Sus poderes fiscales son limitados, apenas representan el uno por ciento del ingreso nacional, el drama nacional del predial es evidente. De las participaciones apenas les corresponden cinco puntos del 25 por ciento que no se queda en el gobierno federal, y hablo solo de la recaudación federal participable. os municipios tienen el predial, pero no lo explotan adecuadamente por muchos factores, entre otros por los niveles de pobreza, por pereza fiscal y por supuesto por una gran corrupción.

Ese es un gran obstáculo para avanzar en el municipalismo libre.

brunodavidpau@yahoo.com.mx