Trabajan SSH y COPRISEH en difusión de la guía para las buenas prácticas y prohibición de venta de alcohol a menores de edad

30 - diciembre - 2018 | 3:31 pm


Redacción Visto Bueno

 

Ante el alto índice en el consumo de bebidas alcohólicas que se presenta entre los niños y adolescentes en el país, la Secretaría de Salud de Hidalgo (SSH), a través de la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COPRISEH), emprende acciones para inhibir, entre propietarios o encargados de establecimientos que comercializan estos productos, la venta a menores de edad.

La titular de la COPRISEH, Rosa Gabriela Ceballos Orozco, indicó que la “Guía para las buenas prácticas que fomenten no vender alcohol a menores en puntos de venta”, que se promueve entre los comercios, es una “Estrategia nacional para prevenir el Consumo de Bebidas Alcohólicas en Menores de Edad”, mediante la cual se busca evitar este tipo de acciones en la Entidad.

Para ello, personal de COPRISEH, en cada una de las 17 Delegaciones Jurisdiccionales en que se divide el Estado, como parte de las acciones de difusión de esta Guía, reiteran la prohibición a la venta de alcohol a los adolescentes, y promueven un protocolo que garantice la mayoría de edad de los clientes, así como el impedir la entrada de menores a los llamados antros.

Durante el año que concluye, de acuerdo a la comisionada estatal, se efectuaron operativos de vigilancia sanitaria a dichos establecimientos para constatar, además del cumplimiento de la normatividad vigente, la No venta a adolescentes.

La SSH, que dirige Marco Antonio Escamilla Acosta, durante las presentes festividades, recomienda la moderación en el consumo de bebidas alcohólicas para evitar daños a la salud. Asimismo, emite las siguientes recomendaciones:

  • Comprar bebidas alcohólicas solo en comercios formales.
  • Revisar las botellas (aspecto de deterioro=falsificación).
  • Revisar las tapas que estén selladas.
  • En caso de que la parte de la tapa presente capuchón metálico o de plástico, cerciorarse que no esté deteriorado o maltratado.
  • Revisar la etiqueta, debe estar en buen estado y al frotarse no debe soltar tinta. La marca debe coincidir con lo reportado en otras partes de la botella.
  • Observa a contraluz el contenido, no debe haber presencia de cuerpos extraños, ni partículas suspendidas.
  • De ser posible, hacer uso de la APP del SAT para escanear el código y la etiqueta fiscal de cada botella adquirida.