Erik Rubín ve como una gran experiencia su doblaje en “Parque mágico»

30 - diciembre - 2018 | 10:00 am


México, 30 Diciembre

 

Para el cantante mexicano Erik Rubín fue una experiencia enriquecedora participar en el doblaje de voz en la película animada “Parque mágico”, que en 2019 se estrenará en cines mexicanos.

Es la segunda ocasión que el también actor presta su voz a un personaje y ahora tiene la fortuna de hacerlo al lado de su familia: su esposa y sus dos hijas, por lo que considera que está cumpliendo un sueño de toda la vida.

Ya le habían ofrecido proyectos similares para que participaran todos los integrantes de la familia Rubín Legarreta. Sin embargo, dijo, ese largometraje fue ideal, al que que describe como mágico, maravilloso y con un gran mensaje.

En la historia Rubín presta su voz al padre de una niña tenaz, soñadora, inteligente y brillante con la inquietud de crear un parque mágico.

Entonces, añadió en entrevista con Notimex, la cinta muestra todo lo que pasa esa infante, tanto en su vida personal como con sus padres, para alcanzar este sueño, en el que utiliza su imaginación.

“Mi personaje es un padre amoroso que finalmente está viendo por el bienestar de la familia y apoyando a su hija en realizar sus sueños, para que sea una niña feliz. Me identifico mucho con esta parte porque trato de ser igual, incluso cuando (mis hijas) tienen ideas descabelladas”, compartió.

Para él, una vez dentro del estudio de doblaje SDI lo más complicado ha sido memorizar los textos, porque tuvo que sincronizar lo que decía con el movimiento de labios de la animación.

“No tienes que ver la pantalla, tengo memoria de teflón, por lo que la cuestión de usar la memoria resultó complicada aunque la verdad se logró un gran resultado. Me quedo muy contento, estoy ansioso por ver el resultado final pues estuve interactuando con la voz en inglés y mi familia”, platicó.

Desde su perspectiva el doblaje mexicano es de los mejores del mundo y es una actividad que ha vivido desde muy pequeño al ver caricaturas, en el que todo era hablado en el idioma local y de aquí se exportaba a otros países.

Por otro lado, recordó que durante su infancia fue travieso, pues frecuentemente aventaba globos con agua a la gente y a los coches.

A Erik Rubín también le gusta convivir con su familia, con quien juega a  almohadazos, videojuegos, viaja en bicicleta y hace ejercicio.

NOTIMEX