El poder de la pluma / AMLO ¿un peligro para AMLO?

7 - mayo - 2018 | 9:15 am


El poder de la pluma

AMLO ¿un peligro para AMLO?

Luis Kaim Gebara

 

En este último mes hemos visto diferentes facetas de Andrés Manuel López Obrador pero en todas, el denominador común es la intolerancia para tratar a los que no piensan como él.

Por más que sus asesores le pidan que no se “caliente” ante los ataques de sus adversarios, él está más preocupado hablando en términos de béisbol, para “no dejar pasar ninguna bola” y eso le ocasiona que algunas bolas si logra algún hit pero en la mayoría sale ponchado.

Muchos amigos me preguntan entonces ¿por qué no baja en las encuestas? obviamente la respuesta no es tan sencilla pero bien pudiera ser que todos sus mensajes y sus intervenciones siempre las dirige a su auditorio aunque otras audiencias lo vean mal.

AMLO si no logra en un debate exponer sus ideas y obviamente menos sus propuestas, inmediatamente sale y se dirige a su gente logrando victimizarse una y otra vez al decirles que la mafia del poder lo quiere sacar de la jugada.

Sus adversarios políticos no logran vencerlo con sus estrategias de ataque, el único que puede doblar a López Obrador es el mismo López Obrador y con solo dejarlo que hable el mismo se autodestruye.

Gran parte del desastre en las campañas de sus opositores es la falta de unidad real al interior de sus equipos.

El PRI, ha logrado mandar señales de que ya entendió lo que le sucede y por fin, y por instrucciones de José Antonio Meade, se da un cambio en la dirigencia del CEN del PRI y designa a un político, que sabe hacer política; con lo que se manda la señal a los militantes priistas del interés de buscar la unión de todos ellos.

René Juárez si es aceptado por los priistas que se sentían marginados y es muy posible si ejercen la operación cicatriz lograr que los gobernadores ahora sí trabajen apoyando realmente a su candidato José Antonio Meade e invitar a Manlio Fabio Beltrones a regresar en forma activa, lo mismo a Miguel Ángel Osorio Chong para que se logre amalgamar a los senadores y diputados actuales y a los candidatos a diputados y senadores como ellos han demostrado que saben hacerlo. A los gobernadores se les debe pedir sacar la casta y amor por su partido.

En el Frente pasa lo mismo, Ricardo Anaya logró unir al PRD y a Movimiento Ciudadano pero no ha logrado la unión hacia el interior de su partido.

¿Qué sucede en Morena? Aunque son varias corrientes y diferentes sabores y colores, tienen un líder fuerte que no permite que brillen con luz propia nadie, solo él y nadie más que él.

Esa diversidad de pensamientos e intereses al interior de Morena también puede ser factor de rompimiento. Queda poco tiempo y deben trabajar a marchas forzadas si es que se busca cambiar las preferencias.

Para el PRI y para el PAN de no ganar pueden desaparecer como partidos. Ricardo Anaya ya se encargó de desaparecer al PRD pues en el Frente solo se habla del PAN.

El domingo 20 es el próximo debate y si para ese tiempo AMLO sigue pegando estampitas y no se prepara, puede llevarse un susto. Anaya debe actuar más como un candidato emotivo y no dejar en segundo lugar sus propuestas.

Para Meade aunque suene raro la tiene más fácil, requiere acercarse de una vez por todas a la militancia priista y a sus verdaderos líderes, cambiar la estrategia haciendo algunos ajustes en el equipo cercano que le maneja la imagen para lograr en este debate que viene inyectarle mayor emotividad a sus propuestas y no hablar de corrido sin hacer pausas.

Lograr esto, nos permitirá ver en la recta final una competencia más cerrada y que gane aquel que tenga más votos.

Hoy, los mexicanos estamos divididos, no sólo enojados si no preocupados por el futuro del país y de nuestras familias, es mucho lo que está en juego como para tomar las cosas a la ligera.