El poder de la pluma / El gran reto en el debate, es salir adelante

20 - abril - 2018 | 7:05 pm


El poder de la pluma

Luis Kaim Gebara

El gran reto en el debate, es salir adelante

Previo al debate del domingo, los candidatos preparan su participación, apoyados cada uno por un grupo de personas que aparentemente saben del tema. Pues no solo es presentarse a debatir, se necesita conocer de las tácticas que permitan salir triunfador al candidato y de ahí, la importancia de la disciplina para evitar a toda costa el acartonamiento; las técnicas del debate deben de ser como en el box, tener todo bien planeado y estructurado para dar los ganchos al hígado antes de dar el knock out.

Las últimas encuestas dan buen margen a López Obrador, lo que le permite no sentirse preocupado y si estar tranquilo. Sus cercanos una y otra vez le dicen cómo debe comportarse pero saben que no debe confiarse y esto mismo lo saben sus opositores, ya que está demostrado que el peor enemigo de AMLO es el propio AMLO. Fácilmente explota por su intolerancia condición que lo hace más vulnerable.

Aunque lo repite una y otra vez que él no necesita practicar, sus coordinadores de campaña, Marcelo Ebrard y Tatiana Clouthier, aseguran que si se está preparando en privado. Se habla de que ya cuenta con una lista de temas y sus múltiples respuestas en caso de que sea cuestionado por su opositores, lo que le permitirá contestar, sin tener que improvisar, pues ha quedado demostrado que al hacer esto, solo se complica.

Ebrard y Clouthier tienen muy claro que su candidato solo sabe contestar con ocurrencias y que en un debate, lo pueden llevar a la lona. Su esposa Beatriz Gutiérrez y su eterno jefe de prensa César Yañez, han jugado un papel importante en el crecimiento del candidato que hoy se ve reflejado en las encuestas. Sin lugar a dudas aunque cuidándose de no hablar de más, sabe que los temas que pegan a sus adversarios, sobre todo a Meade, son la corrupción y los supuestos desaciertos del gobierno de Peña Nieto.

Ricardo Anaya y José Antonio Meade, llegan desgastados por las batallas que han tenido por el segundo lugar y que por eso mismo deben luchar mucho este domingo. Sería fatal para los dos ese día continuar golpeándose pues los alejaría del primer lugar y ya sería muy difícil acercarse después.

A Meade, sus estrategas deben lograr cambiarle el tono de su voz para que pueda subirlo más y hacer algunas pausas de descanso para que no se vea tan acartonado. Capacidad la tiene, lo mismo que experiencia, aquí lo que necesita es dirigir sus mensajes a ese enfadado voto duro del PRI. Debe lograr asimismo convencer a los panistas indecisos de que él es la opción, pues tanto Meade como Anaya, saben que hay un buen grupo de panistas que nunca votarían por López Obrador pero que están resentidos.

Margarita Zavala obviamente está siendo asesorada por su esposo el ex presidente Felipe Calderón en cuanto a tipos de lo que hay que hacer para luego practicarlos con su hermano Juan Ignacio Zavala y ahora también Alejandro Hope, especialista en temas de seguridad.

El “Bronco” alegrará el debate, y será el que le ponga el sabor al tratar de sacar de sus casillas a Andrés Manuel.

Sin duda, habrá que ver el debate este domingo. Pues para Meade, puede ser definitorio de no lograr algo extraordinario y jugársela el todo por el todo, ya no le queda tiempo y tendrá que sacar la casta y demostrar que logrará cambiar el tono pasivo. Por su parte Anaya tendrá que demostrar que sabe debatir, tiene muy buena voz y es buen orador solo falta saber si es capaz de hacerlo sin su iPad, y Andrés Manuel, solo tendrá que cuidarse de él mismo y tratar de pasar el tiempo del debate dando golpes sin pretender noquear para no llevarse una sorpresa.