El poder de la pluma

15 - octubre - 2016 | 9:15 am


foto-inge-intro-6Los ciudadanos deben sumar esfuerzos con el Ejército

Luis Kaim G.

Hasta hoy en Colombia, todavía no asimilan el NO al Acuerdo de Paz, después de la votación que llevó al triunfo de los que votaron en contra de dicho Acuerdo y luego de que el pueblo colombiano marcó el rumbo en las urnas, dejando un país polarizado por lo cerrado de la votación y con un marcado abstencionismo que fue arriba del 60 por ciento.

Sin embargo después del resultado del plebiscito lograron entenderse y disminuir las diferencias el Presidente Santos y el expresidente Uribe.

Creo que la paz va por buen camino en Colombia ya que todos la desean incluyendo a Rodrigo Londoño, alias Timochenko, comandante en jefe de las FARC, asegurando que existe la buena voluntad de las partes para llegar a un acuerdo donde “todos ganen”.

Sobre los resultados del plebiscito podrían darse muchas explicaciones, una de ellas, el mantener vivas las heridas que aún no cierran después de 52 años y que posiblemente sea la manifestación de una sociedad que aún no perdona y no logra sobreponerse a esos largos años de vivir con la violencia en las calles.

A lo anterior ayudó también, la estrategia de odio y muchas mentiras que manejó la oposición encabezada por el expresidente Álvaro Uribe y su partido, el Centro Democrático, junto con sectores ultraconservadores, que no estaban dispuestos a ver a los líderes guerrilleros sentados a su lado en el Congreso y no en la cárcel donde según ellos, deberían de estar.

El “NO” de Colombia al acuerdo de paz con las FARC, se debe inscribir en ese ánimo social que vivimos en México muy a menudo, -diría yo-, casi a diario.

Ya es tiempo de que en México, reconozcamos la existencia de guerrilla mezclada con el narcotráfico, antes de que tengamos más sorpresas de las que nos hemos llevado y no permitamos que como en Colombia, ésta perdure 52 años y que logren en varios estados tener ya una base social que los apoye.

Es necesario que apoyemos al Ejército Mexicano en este combate y formemos un solo frente, ciudadanos y Ejército. Ya en eventos meteorológicos el Ejército y la sociedad nos hemos unido y se ha logrado evitar más tragedias. Con todo y sus defectos la Armada de México sigue día y noche combatiendo a los malos, eso lo debemos entender todos. Es muy importante que por otro lado cambie la legislación para justificar la presencia del ejército en las calles. Acortemos el tiempo para solucionar los problemas y no tengamos que vivir 52 años o más para vivir en paz.

 

 

 

 

@lkaim